“Good is the New Look”, los que hacen el bien son tendencia

Hace tiempo que llevo viendo una tendencia general de la humanidad más benévola, generosa, participativa y saludable que antes. En festivales de música cómo la gente comparte, es amable… En mis viajes igual, cómo antes de irse los huéspedes se preocupan por dejarte la comida que no se van a llevar en un hostel. El compartir transporte, y en general el compartir se ha convertido en una tendencia de vida. emprendedorsocial

Los objetivos de los jóvenes millenials no es conformarse con un trabajo o ganar mucho dinero con el suyo sino “cambiar el mundo”. Y no cambiar el mundo de una manera utópica, sino conseguir realizar algo que realmente transcienda los límites de la rutina y crear algo que pueda cambiar las vidas de las personas. Se acercan tiempos donde la creatividad y la sensibilidad artística va a mover todos los mercados. La revolución artística 2.0 va a traspasar los límites de los ámbitos laborales, desterrando la titulitis, los enchufismos y los funcionarismos dando paso a una nueva oleada de JASP (jóvenes sobradamente preparados) pero con nuevos aires artísticos llenos de sensibilidad y emoción.

El término “Do- Gooders” pone el foco no solo en solventar las injusticias sociales o la relación con nuestro planeta, sino que intenta mejorar el mundo que conocemos. Ya se convierte en más que un valor añadido para nuestra imagen de marca el que nuestro producto trascienda a cambiar el mundo, dando por hecho que cuida del planeta, de las personas y que no perjudica a nadie, porque ese tipo de aspectos que correspondían al antiguo término de Responsabilidad Social Corporativa se convierten en un punto fundamental.

La misma Lady Gaga hizo por consolidarse dentro de esta tendencia con una lapidaria frase como “No quiero hacer dinero, quiero hacer un mundo mejor”. Y es que los do-gooders, millonarios en su mayoría, tienen como objetivo seguir ganando mucho dinero pero utilizar gran parte del mismo en beneficio de la sociedad. Dan Price, CEO de una empresa de Seattle, decidió el año pasado duplicar el sueldo de sus empleados y renunciar a un maxisueldo. Como consecuencia sus compañeros le han comprado recientemente el coche de sus sueños tras ahorrar durante más de un año.

ideas

¿Qué hace falta para cambiar el mundo, superar la crisis y disminuir la cola del paro??

¡¡Más Emprendedores Sociales!!  Jean-Baptiste Say (1767-1832), economista,  describe al emprendedor como aquella persona que cambia los recursos económicos de un lugar de bajo rendimiento a otro de alta productividad y mayor retorno. (No Creo que exista mejor definición que esta de emprendedor).  Joseph Schumpeter (1883-1950) etiquetó al emprendedor como la fuerza requerida para el progreso económico, puesto que identifica una oportunidad de negocio y crea una empresa en dicha oportunidad.

Gregory Dees, profesor de Emprendimiento Social en la Universidad de Duke, escribió que lo que distingue al emprendimiento social (social entrepreneur) del emprendimiento (business entrepreneur) es la primacía del beneficio social sobre el beneficio personal mediante la acción directa en la oportunidad.

Forbes publica anualmente a los 30 emprendedores sociales menores de 30 años, cuya edad promedio para 2015 es de 26 años, es decir, millenials. Una de las características en común de la mayoría de estos jóvenes emprendedores es que en algún momento han salido de su zona de confort, han viajado, han conocido países subdesarrollados en los que han vivido experiencias únicas y que les han activado ese interruptor de creatividad para cambiar algo.

Si aún no sabes qué hacer con tu vida, crea algo, un blog, una marca, un canal de Youtube, una empresa, una sociedad, un club, asociación… Seguro que tienes algo que aportar al mundo que aún nadie ha hecho. Olvida los prejuicios y las preocupaciones por las críticas y lánzate a hacer algo grande.

#VoyAHacerAlgoGrande

Millennials, los líderes del mercado empresarial

¿Joven Sobradamente Preparado entre 20-25 años? Pues si entras dentro de este perfil estás en el punto de mira de muchos empresarios, o al menos en el de los que tengan la perspectiva menos rancia dentro de este país. Conocimientos tecnológicos que abren las puertas de la magnitud de Silicon Valley es lo que hace que muchas empresas se interesen más por tu número de followers que por tus años de experiencia. Los millennials son la generación de jóvenes que han sufrido el cambio de milenio, nacidos en una época de prosperidad económica. Es la generación más preparada y la más afectada por el paro, por lo que los que destacan son aquellos que se dedican a lo que les apasiona. Son muy inteligentes en cómo conocer lo que se quiere en el mercado y saben trabajar muy bien en equipo. Algunos los tachan de malcriados porque un alto porcentaje prefiere no trabajar a trabajar en algo que no les guste.

Ayumi Kunori (21 años) la joven japonesa ha estado al frente de Adecco bajo la iniciativa CEO por un mes. Ella no se veía dirigiendo una empresa de esta magnitud y defiende que “las mujeres nos vendemos fatal”, pero que un líder no nace, se hace y que es el resultado de repetirse a sí mismo cada día “sueña a lo grande, tú puedes”.

Y como el caso de Kunori, son muchos más los líderes que están cambiando el mundo laboral:

Héctor Recio (23 años) también vivió esta experiencia y de ella se lleva lo necesario que es acercar el mundo laboral a la Universidad. Silicon Valley sentó en esto los llamados CEO de la felicidad, esos jefes que ofrecen incentivos como las vacaciones ilimitadas, los espacios recreativos de Google o la barra libre de refrescos. Estas medidas creativas están revolucionando la forma de entender las relaciones laborales.

Dan Price, Ceo de Gravity Payments se redujo el sueldo a la mitad para subir el de sus 120 empleados.

Evan Spiegel, CEO de Snapchat pareja de Miranda Kerr que es, a sus 25 años, el multimillonario más joven de Forbes.

Jordan Casey, 15 años, CEO más joven de Europa con tres empresas relacionadas con los videojuegos a sus espaldas que, a efectos prácticos, dirigen sus padres hasta la mayoría de edad.

Pep Gómez, es el creador de FEVER una aplicación que ofrece planes personalizados para el tiempo libre según los gustos del usuario. A los 14 años creó su primera empresa y a los 17 se marchó a aprender a Estados Unidos. Ahora ha regresado y en solo 6 meses ha montado esta empresa.

Y es esencial otro nuevo concepto que es escapa de la tradición española, para el desarrollo de este tipo de millennials que es el de los Nowners, (no tienen jefes, ni oficina, ni coche, ni piso… ni falta que les hace) jóvenes que nacieron entre 1985 y 1994, no aspira a poseer cosas sino sólo a usarlas cuando las necesitan. Este concepto que nace de la precariedad laboral, se ha convertido en la libertad que le da el “free” a los freelance o autónomos. La libertad de no estar atado a ninguna parte y de configurarse su trabajo y su tiempo libre conforme a sus necesidades o antojo.

Según la consultora Deloitte, los millennials constituirán en 2025 un 75% de la fuerza laboral del mundo. Son por tanto un nuevo mercado de usuarios y consumidores con necesidades y gustos que hay que conocer para poder afrontar desde las empresas. Seis son sus características esenciales:

1. Digitales: dominan la tecnología como una prolongación de su propio cuerpo.

2. Multipantalla y multidispositivo. Son multitasking y emplean una media de 7 horas al día online.

3. Nomófobos y appdictos. Su vida es móvil y utilizan las apps para todo.

4. Sociales. Hacen uso de los perfiles sociales para difundir su opinión y las utilizan para conocer la opinión de sus amigos a la hora de elegir un producto.

5. Críticos y exigentes. Una mala experiencia digital o en línea negativa tendrá un impacto negativo mucho mayor que en otras generaciones.

6. Exigen personalización y nuevos valores. Son autosuficientes y autónomos, y quieren sentirse protagonistas. Valoran la participación y la colaboración, prefieren compartir a poseer y exigen nuevos valores como la transparencia, la sostenibilidad y el compromiso social. 

Si eres uno de ellos ya estarás pensando cómo sacarle rentabilidad a esta información. Si no lo eres, corre o el mundo laboral será nuestro dentro de poco 😉