Pokemon Go, cómo nos afecta psicológicamente

Si no habéis oído hablar de Pokemon Go en los últimos 20 días es que vivís en una dimensión paralela o carecéis de conexión a internet, redes sociales o televisión. Efectivamente esos bichitos que invadieron nuestros videojuegos, series de televisión y peluches de los 90 y los 2000 han vuelto con la tecnología 2.0.

Pokemon Go ha conseguido lo que ningún otro videojuego ha conseguido jamás. En primer lugar ser la aplicación más descargada. Y en segundo, sacar a todos los gamers a la calle a realizar actividad física (a la vez que están haciendo lo que más les gusta). El juego no solo ha enganchado a los gamers sino a un amplio espectro de población desde aproximadamente 18 a 35 años. Están siendo muchas las críticas positivas y negativas que está recibiendo la aplicación. Desde Estados Unidos nos están llegando ya resultados de investigaciones en las que se defiende que jugar a Pokemon Go mejora los estados ansiosos y depresivos. La terapeuta Marlynn Wei, de la Universidad de Harvard defiende en Psychology Today que Pokemon Go funciona como terapia cognitiva-conductual que produce recompensas a nivel cerebral que se asocian con cambios positivos en el estado de ánimo.

Bajo mi punto de vista, los beneficios psicológicos que produce este juego se derivan del incremento en la actividad física que está suponiendo para los jugadores. Estos prefieren ir andando a los sitios en vez de en coche o transporte público dado que es la única manera de conseguir objetivos en el juego. Si quieres “incubar un huevo” tienes que andar al menos 5 km con lo que no les queda más remedio que salir a la calle a hacer kilómetros. El incremento de la actividad física, aumenta la producción de endorfinas, el antidepresivo natural de nuestro cerebro por excelencia.

Está siendo muy criticado por los riesgos accidentales que puede suponer (comerse farolas, caerse por un acantilado… y exageraciones varias). Como toda novedad, hay que ser cauteloso y utilizarlo con inteligencia, igual que no se debe mirar el whatsapp conduciendo, de hecho me parece más peligroso ir chateando por la calle con el móvil que ir con el Pokemon Go encendido. Así como hay que tener en cuenta la hora de salir a cazar pokemons si no queremos que nos de un golpe de calor con las altas temperaturas en estas fechas.

Resumiendo, estos son los beneficios más importantes que bajo mi criterio y opinión personal se derivan de Pokemon Go:

  • Incrementa la actividad física y con ello todos los beneficios psicológicos que se derivan de la misma.
  • Aumenta la socialización con otros jugadores en persona.
  • Descubre nuevos lugares, invitando a conocer y visitar los monumentos de las ciudades.
  • Influye en la creatividad y la imaginación, al mezclar realidad y realidad virtual. 

Por supuesto como cualquier cosa en la vida, no debe afectar a nuestras relaciones sociales normales, a la vida laboral, etc. En el momento en que empieza a influir a nuestra vida afectando a su desarrollo normal sí debemos tomarla como peligrosa, pero no la aplicación en sí misma sino el uso que hacemos de ella.

Anuncios